Miércoles, 30 de Julio de 2014
Últimas Noticias | Acerca de | Newsletter | Como Anunciar | Contáctenos | Munisitios | Enlaces
     
MuniLeg - Legislación Municipal Online


Servicios poderlocal.net

Auditoria de Medios

Diarios Provinciales  

QR AFIP

LOS PRECIOS EN LA PROVINCIA

Neuquén. Más caro que en el primer mundo

Por Roberto Aguirre

Muchos productos cuestan más en la capital provincial que en Tokio, Londres o Zurich. Los valores de la leche, la Coca Cola, los televisores LCD, las zapatillas Adidas, la pasta de dientes y el minuto de celular prepago ubican a la ciudad entre las 20 más caras del mundo. La especulación, la concentración y la falta de competencia, entre las razones que lo explican.

(Neuquén - 26/06/2011)
Un tambero recibe hasta 1,55 pesos por litro de leche puesto en su tranquera. En la góndola de cualquier supermercado neuquino, el mismo litro cuesta más del triple. En el medio quedaron el transporte, la mano de obra, la industrialización y la logística. También la especulación, un componente que se destaca en mercados oligopólicos. La distorsión de precios que sufre el país lleva a situaciones insólitas: el mismo litro de leche que llega a costar 5 pesos en Neuquén, puede costar 4,92 pesos en Londres o 4,8 en Madrid, haciendo la conversión a moneda local. Esto, pese a que la mano de obra en estos países es mucho más cara que en Argentina.
Aunque establecer paridades puede ser una misión compleja, el sitio web Expatistan.com solucionó el problema de manera expeditiva. Tomó una serie de 36 productos estandarizados y ubicó sus valores en 582 ciudades del mundo. Más allá de la rigurosidad estadística, prima para este emprendimiento la información que el propio consumidor puede proveer. De esta forma, 37.500 usuarios colaboran actualizando costos en una suerte de “Wikipedia” económica.
Aunque Neuquén no está en la lista, un rápido relevamiento de precios en el mercado local permite ubicar algunos productos a la altura de las 20 ciudades más caras del mundo. Las mayores diferencias están en el rubro alimentario.
Volviendo a los lácteos, el medio kilo de queso cuesta en Neuquén unos 25 pesos en promedio. En Los Ángeles el valor es de 19,81, mientras que en Nueva York y Londres está entre 21 y 23 pesos. Algo similar ocurre con el kilo de pechuga de pollo, más caro en esta capital que en Milán o Madrid.
Neuquén capital ostenta también una de las botellas de Coca Cola más caras del mundo. Si bien la presentación de dos litros no existe en el país, tomando la de 2,15 y proyectando el valor, el costo ronda los 11,5 pesos, un número similar al de Londres y superior al de las principales ciudades de España, Italia y Estados Unidos. Una suerte parecida corre la cerveza de medio litro.
La principal diferencia a favor de Neuquén está en las frutas y verduras, sensiblemente más baratas aquí que en los distritos más caros del mundo.


Internet y celulares
El rubro hogar también enseña algunas sorpresas. Si bien el precio de los alquileres sigue siendo bajo en comparación con las 20 ciudades más caras del mundo, la diferencia se da a la hora de los servicios. Los esenciales, al estar subsidiados, son más económicos. Pero no es el caso de Internet. Expatistan.com mide el costo de un servicio de 8 megas, que en Neuquén aún no existe. Aún así, los 140 pesos que sale un abono de 3 megas por cable, resulta más caro que los 111 que cotiza en Londres, donde el ancho de banda es casi el triple. En Tokio, la ciudad más cara del mundo, el abono de 8 megas equivale a 224 pesos.
Algo similar ocurre con el minuto de celular prepago. En este caso Neuquén y el resto del país tienen el costo más alto del mundo, con excepción de la capital japonesa. Aquí, el minuto cuesta 2,5 pesos, mientras que en Zurich, por ejemplo, el costo es de 1,95 pesos.
Tanto en el caso de Internet como en el de la telefonía celular, el mercado está concentrado en pocas manos y la regulación del Estado es casi inexistente. En el caso del servicio de navegación, un estudio de la UBA determinó que la empresa Fibertel, del grupo Clarín, podría obtener un 8% de utilidades cobrando 28 pesos por el servicio.
Pasando a la electrónica, en tanto, un televisor flat de 40 pulgadas ronda los 4.500 pesos en Neuquén. El costo sólo es superado por las tres ciudades más caras del mundo.
Textiles y calzados
Si existe un rubro donde la diferencia de precio se hace notar es el de la vestimenta. La misma prenda que cuesta menos de 10 pesos en un taller textil puede costar cientos en las casas de ropa. Si ese comercio se encuentra en Neuquén, el precio seguramente será mayor.
Un vestido de verano de marca en los locales del centro de la ciudad oscila los 300 pesos. En Tokio, en tanto, ronda los 270. Un par de zapatillas Adidas en un centro de deportes promedia los 520 pesos, un valor muy superior al de la capital japonesa, Londres y Nueva York.
La mayoría de la indumentaria que se vende en el país es nacional. Los empresarios argumentan que los altos precios obedecen a los costos de la mano de obra local y de consolidación de marcas. Sin embargo, ese argumento se desarma cada vez que se descubre trabajo semiesclavo en los talleres clandestinos de Buenos Aires. Además, las marcas internacionales ya están fuertemente instaladas en el mercado.
Según la AFIP, el sector textil genera 114.600 puestos de trabajo y tiene una rentabilidad por encima del promedio. La capacidad instalada del sector está al tope, algo que se repite en otros rubros, lo que, sumado a una demanda sostenida, apuntala el aumento de precios.


Transporte
En el rubro transporte las cosas son algo distintas. La red de subsidios establecida por el Estado nacional permitió compensar los aumentos de costos, permitiendo que Argentina, y por ende Neuquén, estén entre los países más baratos del mundo.
Sin embargo, la “happy hour” de los subsidios parece estar llegando a su fin. El litro de nafta súper es un ejemplo. En Neuquén, se ubicó esta semana en 4,62 pesos, un costo mayor a los 4,20 que pagan los estadounidenses por el combustible.
De todas maneras el transporte público local brinda sorpresas. Viajar cuatro veces por día hábil en la ciudad cuesta 172 pesos por días hábiles mensuales, un costo apenas inferior a los 180 que deben pagarse en Milán por la misma cantidad de viajes.


Cuidado personal
Sostener la higiene en Neuquén puede ser más caro que en las ciudades más lujosas del mundo. Un tubo de pasta dental ronda en los supermercados neuquinos los 13 pesos, promediando las primeras marcas con los segmentos más bajos. El costo es mayor que en Tokio, Londres, Milán y Los Ángeles.
Lo mismo ocurre con un pack de cuatro rollos de papel higiénico. En promedio, cuesta 10 pesos en esta capital, un valor similar al de la capital japonesa y superior al de Madrid.
Sorprende el caso de los tampones femeninos. Expatistan.com mide la presentación de 36 unidades, inexistentes en el mercado local. Sin embargo, si se toma el precio unitario de una primera marca y se los multiplica por las 20 unidades de la presentación local, costaría unos 30 pesos un valor sólo superado por Zurich.


Esparcimiento
En Neuquén sólo hay salas independientes y cines que ofician de teatros. Igualmente, dos entradas en la primera fila –aquí se tomó como referencia un espectáculo de danza en el Cine Español- cuestan más caras que en Madrid o Milán. Una cerveza en un bar, puede costar lo mismo en Neuquén que en Londres. Lo mismo ocurre con un trago o cocktail.

Oligopolios y competitividad

“Producir es más barato en Argentina, pero algunos sectores perdieron competitividad”, aseguró la economista de la Universidad del Comahue, Nora Díaz. De todas formas, no dudó en que la explicación de los precios de buena parte de los productos reseñados en esta nota radica en la concentración del mercado, auque advirtió que sería necesario hacer un análisis profundo de cada sector.
“El caso de las telefónicas es paradigmático. Se trata de un oligopolio muy claro, donde se mantuvieron los privilegios tras la desregulación”, remarcó. La economista también adjudicó a la concentración el precio de la Coca Cola. “Producirla es más barato, seguramente la explicación se encuentre en la distribución”, detalló.
Sobre la pérdida de competitividad, Díaz afirmó que existen sectores que ya no se ven favorecidos por el tipo de cambio. “En este momento el Gobierno maneja el tema por otros canales, como las licencias no automáticas, a la vez que debe controlar la devaluación para evitar más inflación”, indicó.

 

Fuente: La Mañana

Compartir noticia en Facebook Compartir noticia en Facebook

Volver

 

UIM
flacma
Mejores Prácticas
FEMP
ICMA
CEPAL
Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM