Sábado, 1 de Noviembre de 2014
Últimas Noticias | Acerca de | Newsletter | Como Anunciar | Contáctenos | Munisitios | Enlaces
     
MuniLeg - Legislación Municipal Online

Posgrado en Gestion de Asuntos Corporativos - UCA


Servicios poderlocal.net

Auditoria de Medios

Diarios Provinciales  

QR AFIP

En tres años se crearon 16 barrios y ahora son casi 60.

Garupá crece aceleradamente pero el 70 % de la gente está sin trabajo

Foto:Marcos Otaño

En los últimos años la población se duplicó, llegando a los 60 mil habitantes. La poca infraestructura y el ordenamiento territorial, los objetivos a revertir y cumplir

(Garupá, Misiones - 01/02/2009) el municipio se encuentra en medio de las rutas 12 y 105 y se transformará en el nodo vial del nuevo acceso sur a la capital provincial

Crecimiento demográfico. Los barrios construidos por el Iprodha deberán tener, de ahora en más, conexiones preparadas para la red cloacal.

En tres años, se crearon 16 barrios más y en los últimos cinco se duplicó la población en Garupá, pero la explosión demográfica y un futuro con 80 millones de pesos en obras públicas que transformará todo a su alrededor, se contrapone con un presente oscuro que delata que el 70 por ciento de su población está desocupada.
Los barrios del Iprodha, el asfalto de la avenida Las Américas y los asentamientos Santa Clara 1,2 y 3, son los epicentros del crecimiento que no va de la mano de una mejor vida económica ni mucho menos. Es que Garupá es como un brazo del Gran Posadas y el objetivo que se propone la actual gestión es tratar de reorganizar la Comuna y aprovechar el impacto que significará la inversión por parte de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), de 80 millones pesos en obras viales para los nuevos accesos a la capital provincial.
La geografía del municipio de Garupá fue siempre confusa. Y esa confusión, es parte del problema que tiene. La ruta, las rutas, son la fuente de mejoras y problemas. Garupá nace desde el barrio de relocalizados por la EBY, el complejo habitacional Fátima, hacia el norte, hasta el puente que lo divide con el municipio de Candelaria. Esto, siempre, por la ruta 12, en dirección hacia el río Paraná. Pero de la ruta hacia la otra mano, Garupá nace, inclusive por la ruta 105, poco antes de otro de los nuevos barrios de viviendas, el ya conocido Santa Helena hasta prácticamente las casillas de peaje, antes de llegar a San José.
Pero la zona urbanizada es la conocida hasta Santa Inés por la ruta 105 y hasta el arroyo Garupá por la 12. Está en el medio de las rutas de acceso a la capital provincial. En el medio del triángulo se encuentra el corazón de Garupá, en donde están las escuelas, los centros de salud, la Municipalidad, el Concejo Deliberante y desde el año pasado, la estación terminal del popular tren El Gran Capitán.
Garupá contaba con 30 mil habitantes hasta más o menos el 2003. Ahora tiene exactamente el doble, es decir, 60.000.
En tres años se crearon 16 barrios nuevos, sumando un total en la actualidad de 58. Pero ese crecimiento se fue concretando de manera irregular y con poca planificación. Es que uno de los principales dramas que sufre, es el éxodo rural, las familias que dejan sus chacras en el interior y se dirigen hacia Posadas. En Posadas, muchas de esas personas no encuentran en dónde vivir y terminan cobijándose en Garupá. Gente pobre, sin trabajo, que generalmente se convierten en intrusos, ocupas de tierras privadas o fiscales.
“Tenemos hasta un 50 por ciento de nuevos vecinos”, aseguró el secretario de Gobierno de Garupá, José Luis Peralta.
Desde la intendencia del municipio se detalla que si no se aplica de manera urgente un plan de ordenamiento territorial, en un futuro no muy lejano, el 50 por ciento de la población vivirá entre la clase media y la mitad directamente caerá en la pobreza, en la marginalidad.
Por eso, existe ahora una exigencia de que los próximos barrios a construirse, o inclusive viviendas particulares, deberán contar con la infraestructura necesaria, es decir, agua, luz y sobre todo las conexiones para la red cloacal, preparadas.

Anticiparse al impacto
El impacto demográfico ya se siente. La zona comercial sigue creciendo al costado de la ruta 12. Tanto es así, que hay más que en el casco céntrico. La avenida Las Américas y los barrios del Iprodha a lo largo del nuevo acceso a la localidad, son como los pulmones de la nueva ciudad que se transforma rápidamente. Pero, como lo sostiene el secretario de Gobierno, lo preocupante es la falta de infraestructura.
“Hace falta más servicios para paliar el impacto”, alerta, y se refiere a las obras del Acceso Sur hacia la capital de Misiones. Ellos serán los anfitriones de las enormes obras que hará la EBY. Desde el Arco partirá el nuevo acceso hacia la Garita, pasando por el costado del barrio Santa Helena. En la Garita, precisamente, se construirá una especie de rotonda elevada, que conectará con la futura multritocha Garita-Garupá y el ingreso hacia el nuevo acceso a Posadas, que empezará a la altura de la empresa Don Casimiro, hacia el río Paraná. Y por la costa, seguirá esa nueva vía hasta llegar a la avenida Quiroga, la que desemboca en zona de frontera del puente internacional San Roque González de Santa Cruz.
El impacto será grande. Garupá quedará como el portal de Posadas. Y al habilitarse el nuevo acceso, el actual tramo de la ruta 12 se transformará en una avenida que conectará las dos ciudades de otra forma, ya sin el tránsito colapsado y peligroso.
Por esa razón Garupá se moviliza. Deberá ajustarse a los cambios que se producirán en los próximos tres años, de acuerdo a los tiempos que pretende cumplir la EBY con las obras complementarias y el tratamiento costero, para poder subir el embalse a la cota definitiva, a cota 83.

El transporte y la independencia
Más barrios, más vecinos, mucha pobreza. La gente de todas formas debe transportarse de un lado a otro. Especialmente, en el mismo municipio. Pero el actual sistema integrado del transporte público, no responde a todas la necesidades, según evalúan desde la Municipalidad. Se dispuso desde el año pasado unificar las líneas entre Posadas, Garupá y Candelaria, con un boleto único hasta la estación de transferencia, ubicada al lado del Campus Universitario. Ejemplo: si un vecino decide viajar desde la municipalidad hacia la Garita, pagará 1.80, el mismo valor que si lo hiciera hasta el centro de Posadas. Pero si ese vecino camina unas cuantas cuadras por la avenida Las Américas hasta llegar a la calle Irigoyen, en dirección Sur, y sube al colectivo, pagará 1.40, el precio del boleto urbano. Es decir, que la mayoría de los usuarios de Garupá paga el precio dispuesto para el interurbano.
Desde comienzos de este año, la intendencia decidió hacer líneas propias, que comuniquen a los barrios y con una tarifa hasta quizás más baja.
Según el secretario de Gobierno, en pocas semanas más se conocerá el pliego de licitación, se iniciarán los trámites licitatorios legales y se estudiarán las compatibilidades o no, con las empresas que decidan participar o ganar la concesión para explotar el nuevo servicio en la localidad.

Santa Helena y Fátima
Los complejos habitacionales que más impacto provocaron al hasta entonces pequeño pueblo, fueron los de Fátima y Santa Helena. En el primer caso, para el municipio resultó y resulta prácticamente un dolor de cabeza. Justo en el límite entre Posadas y Garupá, la EBY construyó un barrio de 1.600 viviendas para relocalizar a los afectados por el embalse en distintas partes de Posadas. Según se informó, todas esas familias están exentas de pagar impuestos. Otro golpe a las financias del municipio que cada vez tiene más personas con pocos ingresos o nulos, personas que viven en Garupá pero se las rebuscan y gastan lo poco que tienen en la capital. Garupá, con el ordenamiento territorial, con mejores servicios y más mano de obra, busca precisamente, ser un municipio en donde la gente decida echar raíces y apostar a crecer de la mano de Posadas, pero sin depender, tal como sucede en la actualidad.


Por puestos de trabajo, comida y agua potable

POSADAS. La crisis en Garupá está admitida. Más de la mitad de su población activa está desocupada. La situación parece estar por explotar. El viernes, el Movimiento Revalorización y Participación Comunitaria (Mrpc), nucleados en la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), solicitó una audiencia con el intendente Raúl Armando Ripoll, para pedir ayuda social urgente.
En el comunicado, detallan que los desocupados ya se encuentran en situación de vulnerabilidad de sus derechos esenciales y que padecen los efectos de la dura crisis que golpea la estructura del seno familiar, provocando desnutrición, deserción escolar y desprotección de los adolescentes y jóvenes.
El pedido de estas organizaciones es: 300 puestos de trabajo, construcción urbana o particular; tickets sociales para todas las familias desocupadas; 500 bolsones de mercadería “para hoy”, más 100 para los discapacitados y otros 50 para los celíacos.
También se exige en el documento enviado al municipio, 10 ollas “comedores” para distintos barrios; distribución urgente de agua potable para el barrio Santa Helena 3 y una perforación, aula satélite y centro de salud para el mismo barrio, 500 chapas de cartón, 100 planes Techo, 30 cortes de casa, 10 nebulizadores, 100 colchones, 10 ollas comunes, financiamiento a micro emprendimientos, espacio físico de una hectárea para que los vecinos generen su propia producción, recurso semanales con locro, empanadas, etcétera y mayor seguridad en distintos barrios.


Carnaval y cero alcohol
Desde el viernes hay carnaval en Garupá y seguirán los próximos fines de semana de febrero. Los desfiles y la fiesta se concretan por la avenida Las Américas (foto), entre las calles Doctor Sabín y Laurel. Pero a diferencia de otros años, el consumo de bebidas alcohólicas está prohibido. Según el decreto 005/09, el Ejecutivo Municipal actuará en forma conjunta con el Ministerio de Gobierno, a fin de evitar la exhibición, venta e ingestión de bebidas alcohólicas, en el espacio donde se realicen los desfiles, de acuerdo a las legislaciones vigentes.
Según el decreto, esta medida regirá durante los cuatro días que se realice el carnaval, desde las 20 hasta las 4 del día siguiente y el radio afectado se extenderá inclusive hasta 600 metros de ambas márgenes de la avenida Las Américas, incluyendo los barrios situados a la vera de la ruta 105.
Además, se estableció el poder de Policía a los empleados municipales y colaboradores, destinados al control, quienes portarán licencias identificatorias, para el trabajo coordinado entre las distintas áreas de la Municipalidad, conjuntamente con la Policía de la Provincia.

 

Fuente: El Territorio

Compartir noticia en Facebook Compartir noticia en Facebook

Volver

 

UIM
flacma
Mejores Prácticas
FEMP
ICMA
CEPAL
Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM