Jueves, 23 de Octubre de 2014
Últimas Noticias | Acerca de | Newsletter | Como Anunciar | Contáctenos | Munisitios | Enlaces
     
MuniLeg - Legislación Municipal Online

Posgrado en Gestion de Asuntos Corporativos - UCA


Servicios poderlocal.net

Auditoria de Medios

Diarios Provinciales  

QR AFIP

Un caso Skanska, pero más de pueblo…

Denuncian al intendente y a candidato a jefe comunal de Pehuajó por pago de sobreprecios

Las dos caras de una misma moneda. El jefe comunal, Juan Mascheroni, y su adlátere y postulante a sucederlo, Pablo Zurro.

(Pehuajò - 24/09/2007) LA PLATA-BUENOS AIRES, ¿Qué persona que más o menos esté actualizada en materia de información nacional no recuerda al mediático caso Skanska? Indudablemente muy poca, y probablemente no sea mucha esa gente debido a la particularidad de la cuestión: el pago de sobreprecios en la adquisición de insumos referentes a la construcción de gasoductos en el norte argentino.



Sin adentrarnos demasiado en ese tema, porque no es el nudo de este artículo –amén de la importancia del mismo–, sí sirve como antecedente para relatar un suceso de similar proceder, aunque salvando todas las distancias entre uno y otro.



Este caso envuelve a la ciudad bonaerense de Pehuajó, y más precisamente al accionar de funcionarios de la Municipalidad local en el transcurso del año 2005, en ocasión de la compra de insumos para el desarrollo de dos planes comunales llamados “Mejoramiento de calles” y “Acceso a barrios”.



En aquel tiempo ya era intendente Juan Carlos Mascheroni, y oficiaba de secretario de Servicios de la Municipalidad el hoy concejal Pablo Zurro, quien pretende convertirse en el sucesor del actual jefe comunal en las elecciones del 28 de octubre de este año por el mismo espacio político: el Frente Social para la Victoria.





Los hechos



La denuncia penal, caratulada “Goldenberg, Pedro E. y otros C/N.N. S/ Defraudación”, firmada por siete concejales locales –pertenecientes tanto a la oposición radical como al oficialismo justicialista–, y presentada en el Departamento Judicial de Trenque Lauquen del Ministerio Público Fiscal bonaerense, solicita la investigación por el posible pago de hasta un 80% de sobreprecio en la compra de piedra “dolomita” para la pavimentación de calles de tierra, insumo con el que se las transforma en cuanto a solidez y seguridad para el tránsito vehicular.



La acusación surgió a raíz de la sesión efectuada a mediados del 2006 en el Concejo Deliberante local, referente a la rendición de cuentas del año anterior, donde se descubrió el importante desfasaje: la compra de 3.000 toneladas de “dolomita” para la materialización de 50 cuadras, de las cuales sólo se ejecutaron 14, que fuera adquirida a razón de hasta 73 pesos la tonelada, cuando el costo medio de la misma rondaba en el 2005 los $42 –incluidos el pago de IVA y flete desde la cantera de extracción, situada en la ciudad de Olavarría, hasta su destino final, en Pehuajó–, de acuerdo a averiguaciones efectuadas por Agencia NOVA con empresas dedicadas a la explotación y comercialización del material en esa ciudad bonaerense.



Con ello, se estaría hablando de un desfasaje de alrededor de 100 mil pesos tan sólo en la compra de la piedra, puesto que de lo adquirido sólo se utilizó una mínima fracción, además de incluirse el hecho de haber efectuado la operación vía compra directa, cuando un importe de tamaña magnitud –que supera ampliamente los $200.000–, debería realizarse mediante llamado a licitación.



Como si todo esto fuera poco, esas 3 mil toneladas fueron adquiridas mediante 38 órdenes de compra a 4 proveedores diferentes, de los cuales uno de ellos, de nombre Héctor Antonio Ávila –número de proveedor 2020, según consta en la Oficina de Compras de la comuna–, con domicilio en Trenque Lauquen, se alzó con el 80% de las operaciones.



Lo importante de este tema –si es que alguna cuestión no lo es–, es que, tal el caso Skanska, gran cantidad de órdenes de compra y pago expedidas por la Municipalidad son de un mismo día, de igual proceder con diversas facturas despachadas por el proveedor en cuestión, además de que todas son prácticamente correlativas en su numeración.



Asimismo, y de acuerdo a lo acreditado en la denuncia y sus ampliaciones y testificaciones, este sujeto de apellido Ávila, domiciliado en Trenque Lauquen, es el suegro de Javier Argañaraz, también vecino de esa localidad y contratado a principios del 2004 por la comuna de Pehuajó como jefe de Taller, organismo dependiente de la Secretaría de Servicios a cargo de Pablo Zurro –recordemos, quien es candidato a intendente local–, y hacia donde fuera derivada para su reserva la “dolomita” adquirida por el municipio, que no se terminó utilizando en su totalidad, sino en una mínima fracción, “perdiéndose” hasta el momento el resto de lo comprado.





El dato



Una vez presentada la denuncia, en los pasillos del Palacio Comunal de Pehuajó, donde también funciona el Concejo Deliberante local, circuló un memorándum que ordenaba a todo el personal municipal “no brindar ningún tipo de información al concejal Jorge Luis Hansen”, quien en definitiva era el principal promotor de la causa, el cual estaba firmado por el jefe de Personal y director de Prensa de la comuna: Juan Carlos Mascheroni, padre y homónimo del intendente.



Ante este hecho, el jefe comunal llamó a los ediles a reunirse en una de las salas del Concejo Deliberante, donde les ofreció disculpas y derogó la aludida misiva.





El miedo



Hasta el momento, ningún miembro del oficialismo ha alzado la voz en defensa del intendente, y tal vez ello se deba a lo que sucedió con posterioridad al pedido de disculpas y derogación de la misiva, ese mismo día de mediados de octubre del 2006, cuando se produjo un fuerte cruce entre el propio Mascheroni hijo y el a esas alturas ya concejal Pablo Zurro por el tema de la compra de “dolomita”.



En la oportunidad, el ex secretario de Servicios de la comuna “le reprochó al intendente que se acordara que le había firmado 17 órdenes de compra”, debido a que éste se lo había “pedido llorando” y manifestándole que “lo tenía que salvar”.



Asimismo, y en ese preciso instante, le mencionó que “por un hecho similar habían echado al intendente de Bahía Blanca” (refiriéndose al destituido Rodolfo Lopes), aludiéndole luego que pese a que “algunos amigos le insinuaron que no firmara, él había ido a buscar el sello a su casa y lo hizo por lealtad, y aún sabiendo los inconvenientes que dicho accionar le acarrearía”, y que “pese a haberle jugado a favor y respondido siempre al intendente, éste se olvidaba de eso”.



Para concluir, le dijo: “Vos sabés bien que yo no tengo nada que ver con esa estafa y pago los platos rotos por vos”.



A todo ello –que fuera declarado y reafirmado luego por muchos testigos de la escena ante el Juzgado de Garantías Nº 2 de Trenque Lauquen, a cargo del Dr. Gerardo Federico Guillermo Palacios Córdoba–, Mascheroni respondió: “Son concientes de lo que están hablando delante de 15 concejales. Les adelanto que tenemos una responsabilidad institucional y que en un juicio oral, que seguramente vendrá por todo esto, yo no me voy a responsabilizar por el incumplimiento de mis deberes como funcionario. Me voy a presentar ante la Fiscalía a dejar asentado todo lo que ocurrió acá”.





Más datos



Esas firmas a las que hacía referencia el hoy candidato a intendente de Pehuajó, Pablo Zurro, quien habría defraudado al pueblo que ahora pretende representar en su máxima expresión, y que aludió haberlo hecho por “lealtad” a su jefe, no serían 17 sino 22, y apuntaban a la iniciación de los suministros de compra que, por tratarse de obra pública, no le correspondía rubricarlas a él en su carácter de secretario de Servicios (finalidad I-3, en términos técnicos), sino a la titular de la Secretaría de Obras Públicas, a cargo de la arquitecta Damiana Decotto (finalidad I-5).





Concluyendo



El partido de Pehuajó está ubicado al noroeste de la provincia de Buenos Aires. Con más de 38 mil habitantes, no recibe una importante suma de dinero en concepto de Coparticipación bonaerense.



Amén de estos datos, a nadie debe escapar que toda defraudación económica a las arcas del erario público importa un perjuicio grave para las finanzas municipales que, en definitiva, redundará en menos beneficios para sus habitantes.



Como funcionario comunal, intendente o candidato a serlo, ésta no sólo debe ser una premisa básica a saber de memoria, sino a aplicar en el trabajo diario y en el ejercicio profesional de una función encomendada por el pueblo.

 

Fuente: Agencia Nova

Compartir noticia en Facebook Compartir noticia en Facebook

Volver

 

UIM
flacma
Mejores Prácticas
FEMP
ICMA
CEPAL
Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM