Jueves, 21 de Agosto de 2014
Últimas Noticias | Acerca de | Newsletter | Como Anunciar | Contáctenos | Munisitios | Enlaces
     
MuniLeg - Legislación Municipal Online


Servicios poderlocal.net

Auditoria de Medios

Diarios Provinciales  

QR AFIP

Avanza en la Legislatura una iniciativa para regular la creación de nuevas comunas

Buenos Aires. Existen en la provincia más de 40 proyectos de autonomía municipal

por Pablo A. Holzmann

Los proyectos autonomistas abarcan a partidos del conurbano y varios de la zona como Batán, Santa Clara y Quequén. El Senado analiza la creación de una comisión bicameral para que evalúe cada caso en particular

(LA PLATA - 23/07/2006)
La actual división política de la provincia de Buenos Aires en 134 partidos-municipios podría cambiar en breve si el Senado bonaerense convierte en ley un proyecto que prevé la creación de una comisión legislativa bicameral que tendrá a su cargo la tarea de evaluar los pedidos de creación de nuevos municipios.

La iniciativa, que hace un mes fue aprobada por unanimidad en la Cámara de Diputados provincial y que actualmente está siendo analizada en las distintas comisiones del Senado, fue elaborada por el diputado radical Julio Alfonsín, quien considera que con esta ley se creará "un sistema que permitirá un estudio muy profundo e integral" de los proyectos de independencia que vienen impulsando decenas de localidades (ver aparte).

De hecho, hay más de 40 iniciativas autonomistas en todo el territorio provincial, no sólo en localidades que integran los populosos partidos del conurbano sino también en otros pueblos más pequeños del interior bonaerense, que no se sienten representados por las autoridades que residen en la ciudad cabecera del partido al que pertenecen.

Estos grupos conformaron hace dos años la 'Asociación para el reconocimiento de nuevos municipios, con el objetivo de trabajar de manera coordinada para lograr que sus localidades obtengan la ansiada autonomía municipal.

Entre los proyectos autonomistas del interior se encuentran los de Quequén (que busca separarse de Necochea), Batán (General Pueyrredon), Santa Clara del Mar (Mar Chiquita), Santa Teresita, Mar de Ajó y San Bernardo (Partido de la Costa), Lezama (Chascomús), Lima (Zárate) y Alem (localidad que a pesar de tener el nombre del partido, paradójicamente tiene su cabecera en Vedia), entre otros.

En el conurbano, en tanto, algunos de los proyectos independentistas son los de las localidades de Villa Centenario, Fiorito, Bunge, Temperley y Banfield (todos del partido de Lomas de Zamora), Presidente Derqui (Pilar), Paso del Rey (Moreno), y Libertad y Mariano Acosta (Merlo).

Dado que la creación de nuevos municipios sólo puede hacerse a través de una ley sancionada por la Legislatura, la mayoría de los grupos que impulsan la autonomía de sus ciudades y pueblos han presentado -sin suerte- sus proyectos para lograr la independencia.

Hay autonomistas que hace más de una década trabajan para lograr que se sancionen sus leyes, pero hasta ahora parece que sólo puede conseguirlo la decisión política, no sólo del Poder Legislativo sino también, y muy especialmente, la del Ejecutivo.

Baste recordar que los últimos casos de creación de nuevos municipios en la provincia de Buenos Aires se registraron a mediados de la década del '90. Por cuestiones vinculadas con la interna peronista, ya enfrentado con Carlos Menem, en 1995 el entonces gobernador Eduardo Duhalde resolvió la división del municipio de General Sarmiento entres nuevos partidos: Malvinas Argentinas, José C. Paz y San Miguel.

Anteriormente, se habían registrado nuevas creaciones en la costa atlántica. En 1978 se creó el Municipio Urbano de Pinamar, cuando se separó de General Madariaga. Un año más tarde, algo similar pasó con Monte Hermoso, que se independizó de Coronel Dorrego. Ambas comunas adquirieron la categoría de partido a mediados del año 1983, antes de retorno de la democracia.



Alcances de la ley



El proyecto de ley que se analiza en el Senado estipula que toda población o localidad podrá aspirar a ser reconocida como municipio siempre que reúna características históricas, culturales, territoriales y ambientales que definan una identidad propia y que cuente con aptitud de factibilidad económica y social.

La iniciativa determina que los pedidos de los pueblos que quieren independizarse de los distritos a los que están integrados política y geográficamente serán analizados por una comisión bicameral de reconocimiento de municipios.

Esta comisión estará integrada por 14 miembros -siete diputados y siete senadores- que serán designados por un período de dos años y que tendrán la misión de recibir las peticiones de reconocimiento y concretar el procedimiento establecido por la ley.

Entre las actividades que deberá cumplir la bicameral se destaca la convocatoria a organismos técnicos, profesionales y académicos especializados en la temática municipal, que elaborarán los respectivos dictámenes a partir de las presentaciones de las partes.

También podría convocarse a los organismos provinciales, como la Subsecretaría de Asuntos Municipales, que opinarán y elaborarán los informes técnicos pertinentes en caso que les sean requeridos. Una vez cumplidos todos los pasos, la comisión aceptará o desechará el pedido.

Según estimaciones oficiales, cuando la ley haya sido sancionada y entre en vigencia, el tiempo desde que el proyecto de una comunidad autonomista ingrese a la Legislatura para ser analizado hasta que se complete la gestión podría demorar entre 12 y 13 meses.



Análisis en el Senado



En el momento de su presentación, la iniciativa elaborada por Julio Alfonsín (UCR) recibió el apoyo de todos los bloques políticos con representación parlamentaria en la Cámara Baja, que expresaron su consenso y adhesión suscribiendo el texto del proyecto.

Al momento de su tratamiento en el recinto, recibió el mismo apoyo cuando fue aprobado por unanimidad. Sin embargo, el proyecto girado al Senado encontró algunas objeciones en los distintos bloques políticos, no sólo en el oficialista Frente para la Victoria (FpV) sino también en el bloque de la Unión Cívica Radical.

El presidente del bloque del FpV Osvaldo Goicoechea aseguró a LA CAPITAL que algunos puntos de la iniciativa son buenos y otros merecen ser analizados y quizás cambiados.

"Entre los senadores se está discutiendo la administración de los recursos que los contribuyentes aportan, porque algunos plantean que se debe escuchar la opinión de todos", señaló.

El ex intendente de General Lavalle indicó que también se está revisando el aspecto vinculado con "los estudios de factibilidad a través de convenios con las universidades regionales, sobre el cual algunos senadores plantean que debe ser el Estado provincial el que realice esos estudios".

Asimismo, expresó que "se deben tener en cuenta consideraciones técnicas que tienen que ver con el presupuesto y con el incremento del gasto en la gestión pública que representaría la creación masiva de nuevos municipios".

"Está muy bien escuchar las iniciativas de los autonomistas, pero como legisladores también tenemos que prestarle atención y escuchar los argumentos de los que no quieren separarse. En muchos casos la división podría conllevar perjuicios económicos a las comunas que surjan de una división", resaltó.

A la hora de analizar el motivo por el cual hay tantos proyectos autonomistas, el senador Goicoechea fue contundente: "En muchos casos se trata de 'proyectos de perdedores', que fueron candidatos pero no pudieron ser intendentes de un municipio grande, entonces proponen la división para poder ser intendentes del nuevo municipio.

Está muy vinculado con la crisis de representatividad política que se vivió en nuestro país después del 2001", analizó.



Proyecto sustentable



Por otra parte, el senador radical Enrique Honores evaluó que el proyecto es "positivo en cuanto establece las pautas generales y los mecanismos para canalizar las inquietudes autonomistas" aunque consideró que "habrá que hacerle algunas modificaciones para adaptarlo a los requisitos esenciales que establece la Constitución provincial".

El legislador representante de la quinta sección electoral indicó, durante una entrevista con LA CAPITAL, que la sanción de la ley no significará que de inmediato se crearán numerosos municipios nuevos. "Cada proyecto autonomista deberá analizarse profundamente para evaluar la viabilidad de su futura sustentación", aclaró.

"Sin perjuicio del espíritu localista, de la lucha por la identidad propia y la tradición, no se puede perder de vista la viabilidad económica, porque un municipio no sólo se sostiene con la coparticipación sino también por lo que recauda en concepto de tasas municipales. Si la ecuación no alcanza a sostener un municipio, el proyecto no tiene sustento", aseguró categórico el ex intendente de General Alvarado.

Y consignó, además, que algunos senadores consideran que el proyecto de Alfonsín "le confiere a la comisión bicameral demasiadas atribuciones, se le delega mucho, y hay que tener en cuenta que la creación de un nuevo municipio no se puede sustraer del proceso de iniciativa legislativa".



"Que no se cajonee"



El presidente de la "Asociación para el reconocimiento de nuevos municipios", Carlos Pro, consideró que el proyecto de ley "es una herramienta legal muy importante porque constituirá una guía, no sólo para los pueblos y localidades sino también para los legisladores, sobre cómo crear nuevos municipios".

En diálogo con esta corresponsalía afirmó que "parecía que estábamos quedados en la historia y que no existía en los políticos voluntad de cambio, pero la votación unánime de los diputados a favor de esta ley nos permite sentir que soplan vientos favorables".

No obstante, reconoció haber percibido una actitud distinta en el Senado provincial. "No vemos el mismo entusiasmo en algunos senadores, que no captan la dimensión de la importancia que tiene este cambio".

Consultado acerca de la posibilidad de que el proyecto no avance en la Cámara Alta, el contador Pro fue contundente. "Lo que no vamos a permitir es que cajonee en esta iniciativa. Si los senadores piensan que hay que hacer cambios, que trabajen y que los hagan, pero vamos a luchar hasta el final para que este proyecto se convierta en ley por el bien de los habitantes de la provincia".

 

Fuente: La Capital

Compartir noticia en Facebook Compartir noticia en Facebook

Volver

 

UIM
flacma
Mejores Prácticas
FEMP
ICMA
CEPAL
Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM